miércoles, 7 de marzo de 2012

El frío

El frío era insoportable. Mi aliento creaba una nube de vaho. Mis manos estaban refugiadas en mis bolsillos en un intento de conseguir algo de calor. Maldije mi idea de ir a clase andando por la mañana.

El silencio era casi absoluto, solo roto por el ruido de mis pisadas y el sonido de algún coche solitario. No había casi nadie en las calles, era demasiado temprano. De vez en cuando me cruzaba a una persona y me preguntaba cual era su razón para madrugar. Se les veía en la cara que no era por gusto. Parecían demasiado tristes, apagados, como si el frío de la mañana les hubiese quitado los ánimos.

Tal vez esa era la razón de su mala cara, simplemente el frío, o tal vez tenían alguna razón más profunda. Cada vez que una de esas serias miradas se encontraba con la mía, le dedicaba una sonrisa intentando alegrar un poco su día. Pero eran pocos los que me devolvían la sonrisa.

Me paré en un semáforo y el frío pareció aprovechar que me había quedado quieta para atacarme con más fuerza, recé para que se pusiese en verde pronto y poder reanudar mi camino, pero el hombrecillo rojo no quería desaparecer.

Pulsé un paz de veces el botón que se suponía que haría que el semáforo cambiase, sin éxito. Un par de coches pasaban por encima del paso de peatones sin ninguna intención de cederme amablemente el paso. Un rato después, pude cruzar y seguí caminando.

Eché de menos es autobús. Me quejaba siempre de ir apretada en un espacio claramente diseñado para muchas menos personas, pero en ese momento añoraba el calor de ese vehículo.

Quedaba poco para que llegase a mi destino. Me prometí a mi misma que al día siguiente no iría andando, aún a sabiendas de que iba a seguir haciéndolo porque me gustaba esa sensación de libertad que me daba caminar. Una sensación que superaba con creces el frío.

6 comentarios:

  1. Hola!

    Es curioso ver como un hecho cotidiano al que no le damos mucha importancia, puede ser relatado. A mi me encanta caminar pero si que es cierto que a veces el frío me puede =P

    Muchos besitos!!

    ResponderEliminar
  2. Me encanta la manera que has tenido de relatar una cosa que a mí me encanta, caminar al instituto por la mañana con el frío, o la niebla. Poco común, pero me gusta^^
    Besitos<3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegro que te haya gustado, muchas gracias ^^

      Eliminar
  3. Muy bonito, me encanta como uno dependiendo de su perspectiva puede transformar las cosas que pueden parecer mundanas. Escribes alguna historia? porque si si, me gustaría leerla n.n
    Saludos!

    ResponderEliminar